Los cálculos renales, también conocidos como piedras en el riñón, nefrolitiasis y litiasis renal, son masas sólidas formadas por minerales u otras sustancias que se sitúan en el interior de los riñones u otros puntos del sistema urinario, y originan diferentes problemas de salud.


Los cálculos renales pueden medir hasta 5 milímetros y no suelen causar síntomas hasta que se desplazan dentro del riñón o circulan por el tracto urinario y son expulsadas por la uretra, provocando la presencia de sangre en la orina y en ocasiones un intenso dolor al ser evacuadas.


Las piedras en el riñón pueden clasificarse en 5 tipos, dependiendo del componente químico que las haya formado:


1. Cálculos de calcio


Son los cálculos más habituales y están formados por el calcio sobrante que el organismo no emplea para los huesos y músculos, así como por otros elementos de desecho. En los organismos sanos este componente no se queda en los riñones que es donde se forman los cálculos.


2. Cálculos de ácido úrico


Se producen cuando hay un exceso de ácido úrico en la orina, con un nivel de pH inferior a 5.4. Son más frecuentes en hombres que en mujeres y sobre todo en personas con trastornos metabólicos como la obesidad.


3. Cálculos de cistina


Son los cálculos menos frecuentes, y se producen por la presencia de la cistina en los riñones, que es un componente que participa en la creación de los músculos y los nervios.


4. Cálculos de estruvita


Este tipo de cálculos suele formarse a partir de infecciones bacterianas que metabolizan la urea y la convierten en amoníaco y en dióxido de carbono. Las bacterias que más comúnmente los provocan son Proteus Mirabilis, Proteus Vulgaris y Morganella Morganii.


5. Cálculos de otros elementos


Los cálculos formados por otros elementos suelen ser de xantinas, iatrogénicos, silicato y finalmente los espurios o falsos cálculos. Este tipo de cálculos varían en tamaño y forma según el elemento que los compone.



Es importante acudir con el médico urólogo para identificar el tipo de padecimiento que presenta tu organismo y determinar el tratamiento más eficaz para desintegrar el tipo de cálculos renales que presentes.